top of page

¿Cómo mejorar la iluminación de mi vehículo para aumentar la visibilidad?



A la hora de viajar en su vehículo, la seguridad debe ser la prioridad primordial, y buena parte de esa seguridad al conducir recae en el sistema de iluminación.


Por supuesto, las luces son un elemento fundamental en conducción nocturna, pero también son muy recomendables con la luz natural del día. Por eso, su mantenimiento y su funcionamiento siempre deben ser los adecuados.

A continuación vamos a darle una serie de trucos muy sencillos para ayudarlo a mejorar la luz del carro, pero antes queremos que sepa que al día de hoy en el mercado automovilístico se pueden encontrar diferentes tecnologías de iluminación, aquí le comentamos las 3 más comunes.

La tecnología halógena está compuesta por una bombilla de gran potencia (generalmente 55W) cuyo filamento se vuelve incandescente al paso de la electricidad. La luz producida se refleja mediante una superficie compleja, o bien se proyecta a través de una "lupa" o "proyector"



Posterior a la tecnología halógena, vemos como surge la iluminación de xenón, que utiliza también bombillas, pero en este caso compuestas por un gas llamado xenón que se inflama con la electricidad.


La tecnología de xenón sigue siendo muy utilizada hoy día, aportando una iluminación más potente con menor consumo (generalmente se utilizan bombillas de 35W), con un color más agradable al ojo humano y, generalmente, asociada a técnicas como la iluminación en curva con proyectores móviles.

Y finalmente, al día de hoy la tecnología LED es el estándar.


La iluminación LED no utiliza bombillas, sino diodos (un material semiconductor dotado de dos terminales) que con la tensión eléctrica adecuada liberan energía en forma de fotones.


Las ventajas de la iluminación LED son variadas: su pequeño tamaño permite a los diseñadores desarrollar faros más finos y estéticos, su consumo de energía es mucho menor y su flexibilidad es tal que combinada con las últimas tecnologías de procesamiento se pueden producir sombras y zonas más iluminadas para mejorar la visibilidad en tiempo real sin riesgo de deslumbramientos.


Ahora si, ya que conoce los tipos de luces más comunes, queremos brindarles nuestros consejos para mejorar la iluminación en su vehículo.


1. Sustituir las bombillas

El tema de sustituir las bombillas por unas nuevas es siempre sinónimo de mejora y es hatsa un consejo muy obvio. En el caso de las bombillas halógenas el precio es muy reducido, pero por otro lado las bombillas de xenón tienen un valor mucho más alto.


Así que le recomendamos planificar el cambio de los sistemas lumínicos.


2. Sustituir el balasto en faros xenón

Puede que en el caso de la iluminación de xenón la bombilla no sea el problema, sino el balasto: es el transformador que da a la bombilla el pico de potencia que necesita para comenzar a lucir.


3. Rejuvenecer la cúpula protectora del faro

Si la bombilla no es el problema, es posible que la cúpula transparente que cubre las ópticas del faro se hayan quemado y desgastado por la acción del clima y los rayos UV.


En ese caso deberás lijar para eliminar todas las impurezas para posteriormente pulir y proteger con laca para que no vuelva a suceder.


4. Correcta calbración de los faros

Y finalmente, otra técnica para mejorar la iluminación del vehículo es una correcta calibración. Pese a que algunos sistemas de iluminación de xenón y LED cuentan con regulación automática de la altura del haz de luz, todos los vehículos cuentan, en el propio faro, con tornillos de regulación con los que se puede regular la altura y la anchura del haz de luz.


96 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page